Google+

20 nov. 2013

Navidad y Cócteles

Como ayer cayó la noche y llovía y esta mañana también amaneció lloviendo y estaba el día como frío y tristón, pensé en que el post que iba a escribir versaría sobre las artes culinarias aplicadas a aplacar el frío, pero parece ser que este tema ya estaba cogido para el día de hoy. Así que he decidido que este día tan invernal merecía ponernos en sintonía y me he ido hasta la Navidad, porque si piensas en frío y en fiestas esto es lo que se me viene a la cabeza, por lo menos a mí, que me parece la superfiesta del año, con permiso del resto de festividades que también disfruto con elegancia y glamour.

Nada como pensar en comenzar la decoración de Navidad para sentir que las fiestas quedan más cerca, aquí les dejo esta estrella rodeada de su guirnalda dorada detrás que nos inunda con sus reflejos. La guirnalda y la foto las tomé prestadas de  Beautiful Blue Brides a la que me aficioné cuándo estaba organizando mi boda, y aún la sigo porque tiene unas ideas fantásticas y todo o casi todo lo puedes comprar. Desde aquí se las recomiendo.


Con la Navidad pasa como con tantas cosas, que hay gente a la que le gusta mucho y gente que las detesta, pero esta imagen que he tomado prestada de la decoración de una página maravillosa que se llama www.beautifulbluebrides.com 

Nada que no se arregle con un buen Cosmopolitan

Para acabar quería decirles que no hay nada que anime tanto una fiesta como un buen cóctel, por lo menos para mí. Me gustan los cócteles delicados y con glamour... y para qué negarlo, con cierta contundencia, pues para light ya está una el resto del año. Uno de mis cócteles favoritos es el Cosmopolitan famoso por la serie Sex in the City. Es bastante sencillo de preparar:

3 partes de vodka
2 partes de Cointreau 
2 partes de zumo de arándano (sí que hay, búscalo)
1 parte de zumo de lima

Agitar bien con una coctelera y servir en una hermosa copa de cóctel, si no tenéis coctelera podéis usar cualquier envase que tenga tapa. Para que quede más chulo podéis poner hielo en la copa y darle vueltas hasta que la copa se enfríe y el cristal se opaque. Una guinda en el interior es imprescindible para una presentación impecable.

En cualquier caso, si no os apetece andar preparando nada en el CI venden uno ya preparado y frío que no es igual pero está rico, y dónde va a parar, mucho más rápido y fácil.

Ah, y vayan preparando la Navidad, que ya llega. Hasta ha empezado a nevar!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario