Google+

15 dic. 2013

No hay Vida sin Pecado

Mis pensamientos te acarician, solo te toco mirándote, espiándote, imaginando, saciando mis deseos de acariciarte, solo mirándote, solo imaginando...

No te has equivocado, esto sigue siendo un blog de recetas, gastronomía, buen vivir...y no podían faltar los 7 Pecados.

Tanto si estás buscando un regalo exquisito y distinto para esta Navidad, como si lo que buscas es con qué brindar en las numerosas ocasiones que se nos presentan en estas fechas, esta es una de tus opciones. Sí, vinos. Perdón, VINOS -con mayúsculas-. Esas palabras son la carta de presentación de Lujuria.

La Bodega riojana No hay Vida sin Pecado, dedica su limitada producción a este proyecto bautizado como 7 Pecados. Producción limitada no sólo por la extensión de sus viñedos, sino por su elaboración, basada en métodos que desembocan en un producto natural, vinos sin alteraciones externas...
Siete pecados, siete vinos con personalidad propia. Cada pecado encuentra su reflejo en cada uno de estos vinos que no han sido elegidos al azar sino que se han desarrollado buscando al máximo la complicidad con cada uno de ellos.
Y un proyecto tan singular, tenía que venir acompañado de una presencia arrolladora. Creo que ya he comentado en alguna ocasión mi teoría sobre si comprar un vino cuando no lo conocemos: Si la bodega ha cuidado la presentación de su vino, buscando diferenciarse sobre el resto, también habrá cuidado su elaboración con el mismo mimo. No hay Vida sin Pecado pone ese mimo en sus vinos, en el nombre, y en la imagen. Un proyecto transgresor y abierto a las mejores dosis de placer...


 ¿Aún no sabes qué regalarme?






No hay comentarios:

Publicar un comentario