Google+

10 feb. 2014

Receta de San Valentín

Este mes la red está plagada de sugerencias para agasajar a esa persona especial en San Valentín. Yo soy de las que piensa que hay que regalar amor todo el año, no en la misma cantidad todos los días, porque sería agotador, pero sí hacer de días normales días especiales, y todos sabremos identificar en nuestras relaciones cuál es el momento justo para sorprender.

Lo bueno de dar tanto, es que también se recibe, y si en vez de regalar sin más, regalas para compartir, ya verás que te aficionas...Eso sucede con la comida. Es un regalo perfecto para compartir. Lo disfrutaréis los dos, y si no consigues lo que persigues...¡por lo menos habrás disfrutado de un plato excelente!

Si ya te has decidido a sorprender con una cena romántica, ya te habrás preguntado qué preparar. No, no vayas por ahí, es mucho más sencillo. No tienes que gastar una fortuna en lujosos ingredientes, probablemente alguno de sus platos favoritos sea mucho más asequible. Tampoco tienes que incluir ingredientes supuestamente afrodisíacos si quieres una noche de amor. Esta es la clave: Sorpréndele con esa comida con la que sabes que tanto disfruta y que no come de forma habitual. Eso sí, un consejo, no te decantes por nada que le preparara su madre, nunca, repito, NUNCA llegarás a hacerlo como ella. Por suerte mi suegra no es una gran cocinera, ella misma dice que no le gusta cocinar, pero aún así yo no preparo ni croquetas, ni ensaladilla, ni caldos...

Volvamos al hilo: Comida que disfrute y que no coma de forma habitual. Y esa es la receta que hoy comparto con ustedes. La mejor receta para sorprender en San Valentín. 

Les pondré un ejemplo...Tuve la suerte de compartir con mi afortunado comensal algunos viajes al Sudeste Asiático, ya lejanos en nuestra cronología común, pero tan presentes en nuestras memorias. Día tras día, él desayunaba Pad Thai allí donde fuéramos. DESAYUNABA Pad Thai, un plato de fideos con verduras y algo de proteína. Así le tenía que gustar...¿Se imaginan qué éxito de cena si le hago recordar aquellos momentos después de un cansado día de trabajo? Pues es en esto en lo que tenéis que pensar para dar con vuestra receta perfecta.


Ingredientes

La bondad de esta receta es que admite de todo y casi nada. Los ilustrados de la cocina asiática se estarán echando las manos a la cabeza, pero mi experiencia después de tantos Pad Thai y de comentarlo con un cocinero lugareño es que el mejor Pad Thai es el que cada uno tiene ganas de comer. Si es la primera vez, no te compliques, abre la nevera y tira de los ingredientes que tengas de los que están en esta lista. Eso sí, el toque Thai lo ponen las especias y la leche de coco o la salsa de soja. Del resto de ingredientes, si falta alguno, pues no es impedimento para tener igualmente un gran plato.

Fideos de huevo
Verduras (Puerros o cebollas, zanahorias, bubango o calabacín)
Brotes de soja
Dados de pollo o Gambas peladas (se puede obviar si queremos un plato vegetariano)
Cacahuetes machacados o millo tostado
Chorrito de Leche de Coco o Salsa de Soja o de pescado
Especias (Sal, pimienta negra, ajo, guindilla, jengibre, cilantro, albahaca) - En la sección de condimentos del súper encontrarás la mezcla ya hecha
Chorrito de Lima

Preparación

Con mucho amor, con un delantal sexy por si te descubre, labios rojos, y una copita de vino blanco con la que mojaros los labios...

¡Ah! Que no habíamos empezado a cocinar...Cocer los fideos según las indicaciones del paquete. Cortar la verdura en juliana (yo tengo una versión propia con la zanahoria que es cortarla en tiras con el pelador...mucho más rápido cuando no eres demasiado ducha con el cuchillo). Echar en un wok junto con las especias y tapar. Incorporar la proteína (pollo o gambas) cuando la verdura esté a medio hacer, echando también un chorrito de leche de coco o salsa de soja. Saltear la verdura junto con la carne, e incorporar los fideos. Tener a fuego fuerte unos 2 minutos, sin dejar de mover. Retirar del fuego y echar el chorrito de lima, rociar con los frutos secos, e incorporar los brotes de soja. 

El toque final lo pondrá Van Morrison con su My Brown Eyed Girl, fue la banda sonora de uno de esos viajes. Mi chico se la pidió para mí a 'Los tres filipinos', una banda genial que tocaba cualquier cosa que les pidieras, y desde entonces me la cantaron cada noche...  












No hay comentarios:

Publicar un comentario